domingo, 19 de marzo de 2017



Historia: Las Causas del Conflicto Armado de 1982

El conflicto del Atlántico Sur tuvo su gestación durante mucho tiempo. Argentina tenía ya planeada una operación de recuperación de las islas, tras iniciar Gran Bretaña una "provocación" para llevar a un conflicto y obligar a la Argentina reaccionar. Y así lo hizo en abril de 1982. Pero veamos primero que fue lo que llevó a cada país, concluir en un sangriento y nunca deseado enfrentamiento militar.
-Postura de Argentina
-Postura de Gran Bretaña

Argentina

A continuación un resumen de las acciones del Estado argentino respecto a Malvinas:

Tras la usurpación británica en las islas de 1833, el Estado Nacional nunca dejó de reclamar por la soberanía, y destacamos dos períodos en donde Gran Bretaña no omitió respuesta alguna para llegar al diálogo ni tampoco fundamento válido en donde se explique históricamente que el archipiélago corresponda a la Corona Británica:

·         1849-1884 (35 años)
·         1888-1908 (20 años)

En el año 1965 se concreta la famosa resolución 2065 de la ONU, donde se insta a  Gran Bretaña a negociar para descolonizar las islas. Desde esa fecha a 1982, el Reino Unido simuló acatar la resolución de la ONU, y jamás escuchó de forma seria, el reclamo argentino. En los años 70, Argentina, en un marco de cooperación con los isleños, construye una pista de aterrizaje y provee a los malvinenses de servicios de abastecimiento de combustible, correo, etc. Pero aquí el gobierno argentino cometió un grave error, en donde si bien logró un gran acercamiento a la población de las islas, acordó no hablar de soberanía, con la implementación del famoso "paraguas", que hasta aún hoy sigue vigente en cada tratado firmado con Inglaterra.

La diplomacia había fracasado, y desde 1965 a 1982, es decir durante 17 años, no se había obtenido ningún hecho favorable respecto a la soberanía de las islas, solo mentiras y falsas promesas. En 1977 la situación empeora, ya que Gran Bretaña decide ahora públicamente, no negociar por la soberanía y comienza a organizar y proyectar la defensa de las islas. La situación se complica aún más, al asumir en 1979, Margaret Thatcher.

El 22 de diciembre de 1981, Galtieri asume la presidencia de la Nación. Entre enero y febrero de 1982 se emiten varias propuestas a Gran Bretaña para negociar de una vez por todas el tema de la soberanía, en donde se solicitaba una respuesta para antes o durante las negociaciones a efectuarse en febrero en Nueva York. El día 8 de ese mes, el embajador de la Corona en Buenos aires responde: "El Reino Unido no tiene dudas sobre la soberanía británica en las Islas Malvinas, sus dependencias, zonas marítimas y plataformas continentales". Por tanto, no habría ya, negociación alguna sobre las islas.

En el mes de febrero de ese año, la Juntar Militar encargó a un Brigadier, un General y a un Almirante a planificar una eventual operación militar de recuperación de las islas. Una vez aprobada la propuesta del grupo de trabajo, el día 16 de marzo, la Junta decidió llevar a cabo la recuperación de Malvinas (que debía ser incruenta y de breve duración), bajo el más estricto secreto, y a llevarse a cabo para al menos el último cuatrimestre de 1982.

Es así como Argentina decide y opta por una acción militar, al ver que la diplomacia definitivamente había fracasado. Desde 1833, siempre esperó paciente un progreso en las negociaciones, pero evidentemente para esta época ya no se encontraba otro método diplomático, más que actuar por la fuerza. Aunque con el correr de los días, un hecho cambiaría todo el esquema proyectado por el gobierno argentino, y obligaría a las Fuerzas Armadas a tomar una decisión, ante una inminente pérdida para reclamar los derechos soberanos sobre los archipiélagos en disputa. Eso lo analizaremos en los "días previos del conflicto".

Los únicos intereses argentinos sobre las islas, fueron las de recuperar una pequeña pero muy amada porción de tierra, que le pertenece por legítimo derecho. Se podrán decir muchas cosas sobre la situación política de la Argentina y la recuperación de las islas, sin embargo, hemos visto como se han desarrollado los hechos, y veremos en los siguientes temas, que en realidad, la toma incruenta de las islas es llevada a cabo para proteger los derechos soberanos, que Gran Bretaña había puesto en jaque tras los sucesos de marzo de 1982 con una gran estrategia, donde no dejaría opción a la Argentina, más que reaccionar, recuperando las islas.

Gran Bretaña

El Reino Unido, jamás intentó dialogar seriamente por la soberanía de las islas, y siempre se negó a debatir ante el derecho internacional sobre la historia de las islas, y a quien corresponden por legítimo derecho. Como único antecedente, en donde los británicos reconocen la soberanía argentina sobre las islas, es el siguiente:

1825: Gran Bretaña reconoce la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, y no hace objeción alguna sobre el tema Malvinas, en el Tratado de amistad, navegación y comercio firmado entre ambos países.

Tras la resolución 2065 de la ONU, Gran Bretaña nunca explicitó sus objetivos, y si bien parecía que sus negociaciones serían de buena fe, no tardó mucho en mostrar su hilacha imperialista y colonizadora, donde aparentaba acatar el mandato de las Naciones Unidas, y nunca hubo progreso alguno.

En 1966, tras producirse la famosa "Operación Cóndor", las fuerzas británicas en las islas no superaban los 6 hombres (un oficial y cinco soldados). Luego de ese hecho, se lleva el número a 46 hombres (dos oficiales y cuarenta y cuatro soldados). Este número se mantendría, hasta marzo del 82.

La empresa "Falkland Island Company" (FIC), la más importante de las Malvinas era  manejada en 1968 por B.G. Barton. La FIC, era el Lobbie de las Islas y el Grupo de Presión sobre el Parlamento Británico en el sentido de no tratar el tema Soberanía con la Argentina.

El 25 de marzo de 1968, se forma un poderoso grupo de presión en las islas: "Falklands Islands Emmergency Comittee", integrado por Barton (administrador de la FIC), Clifford, gobernador de las islas hasta 1964, entre otros nombres que ejercían una gran presión, ya que estos hombres manejaban y representaban los intereses económicos de Malvinas. En dicho grupo, no estaba representada en absoluto la población malvinense, aunque se invocara su voluntad e interés. Lo único que se pretendía defender, eran los intereses económicos de la "FIC" y a través de pretextos ante el gobierno inglés, dilatar el reclamo por soberanía.

Al año siguiente, comienzan diversas exploraciones en el archipiélago y se habla de la existencia de hidrocarburos. En 1975 se produce la expedición de lord Shackleton, provocando otro conflicto diplomático, ya que la nueva postura británica era la de congelar las negociaciones. La ONU, insta una vez más a tratar la soberanía, favoreciendo el reclamo argentino. La respuesta del gobierno imperial, fue el silencio.

En 1979 asume Margaret Thatcher al poder en el Reino Unido. Se endurece la postura hacia Argentina, ya que ahora, el esposo de Thatcher, manejaba a la famosa "FIC", mencionada anteriormente, y una posible entrega de soberanía, significaría la pérdida de grandes ganancias.

Estaba claro, que el Reino Unido no entregaría las islas a su legítimo dueño, ya que había grandes intereses económicos de por medio. Además de la posibilidad de la existencia de grandes yacimientos petrolíferos, la exploración pesquera y minera.

Gran Bretaña necesitaba las islas, era (y sigue siendo) un bastión en el Atlántico Sur, que le permitía conectarse con el Océano Pacífico. Las islas son como un gran portaaviones, con gran valor geopolítico y geoestratégico. Obtener el archipiélago, significaba además, tener una base que los conecte directamente con la Antártida, otro gran punto de valor. Estaba claro que los británicos no iban a ceder las Malvinas a La Argentina ni a nadie. Si bien el mantenimiento de las islas para ese entonces era muy costoso (y lo siguió siendo hasta 1989), valía la pena la inversión, ya que hoy podemos observar las grandes ganancias que produce el archipiélago. Además, la flota de guerra de Gran Bretaña estaba muy próxima al desarme, por lo que muchos aseguran que el conflicto de Malvinas fue "provocado" por autoridades militares británicas.

Si bien Gran Bretaña fue advertida en varios de sus informes que Argentina podría reaccionar con una acción militar, las islas no fueron masivamente reaprovisionadas, porque el envío de tropas y buques sería muy costoso y no se justificaba gastar ese dinero. Sin embargo, para marzo de 1982, el Reino Unido provocaría un gran conflicto diplomático que llevaría a optar por una decisión poco favorable para Argentina en la resolución del conflicto, aunque altamente costosa, pero beneficiosa para el Imperio británico.

En contrario a la Argentina, aquí si observamos grandes intereses económicos, no solo por las islas, sino grandes beneficios para la industria bélica imperial, en plena decadencia. Intereses estratégicos, y políticos a mucho mayor nivel que podría haber en un país del tercer mundo.

Si existía un país que le beneficiaría más, forzar un conflicto bélico, ése era Gran Bretaña.


Júbilo y emociones el 10 de junio de 2016

por stucka82

En un emotivo y multitudinario acto en la plaza 9 de Julio de Posadas, organizado por los integrantes de las diferentes asociaciones de Ex Soldados Veteranos de la gesta Malvinas de la provincia de Misiones celebraron este 10 de junio el día: de los Ex Soldados Veteranos de la gesta Malvinas de Misiones y la afirmación de los derechos argentinos por las islas.
Con la presencia del subsecretario de Seguridad y Justicia, Pedro Ariel Marinoni, la ex diputada Lidia Batista y los referentes de las asociaciones de Veteranos, se realizó el acto en la plaza central de Posadas. Antes del acto hubo una caminata de los ex soldados desde la plaza San Martín a la plaza 9 de Julio por las calles céntricas de la ciudad.
Los referentes de las asociaciones agradecieron la Ley provincial promulgada el año pasado que les da el reconocimiento como defensores de la patria a todos los ex Soldados convocados, movilizados, bajo bandera durante el conflicto de Malvinas. Incorporándolos al mismo reconocimiento que tienen los que fueron a las islas durante el conflicto.
Remarcaron que "no queremos el lugar de los héroes que dieron su vida defendiendo el suelo malvinense", pero reafirmamos que tenemos el derecho a ser reconocidos como Veteranos afectados a la gesta de Malvinas porque no éramos conscriptos, sino combatientes durante la guerra”.


“Después de las islas pensábamos atacar Chile”

por stucka82
El 1º de febrero murió Basilio Lami Dozo, jefe de la Fuerza Aérea durante la guerra de 1982. En la última entrevista que dio, en 2009, criticó a la Armada y negó su responsabilidad en el terrorismo de Estado.
 Basilio Lami Dozo, jefe de la Fuerza Aérea durante la guerra de 1982
La muerte del brigadier general (R) Basilio Lami Dozo marca una nueva vuelta de página en uno de los capítulos más trágicos de la historia argentina: la guerra de Malvinas, ya que fue uno de los miembros de la última junta militar, responsable de la recuperación de las islas el 2 de abril de 1982.
En una entrevista con PERFIL en 2009, la última que dio a un medio local, acusó a la Armada de haber dejado “solos al Ejército y a la Fuerza Aérea” en medio de la guerra y resaltó que los marinos encararon el conflicto como si fuera un “ejercicio de la Escuela Superior de Guerra”.
A continuación, fragmentos de esa entrevista.
—Con la experiencia que tenía de la cuasi guerra con Chile en 1978, ¿por qué aceptó llevar adelante la recuperación de Malvinas?
—Ojalá supiera la respuesta. Traté por todos los medios de evitarla pero hubo un momento en que me tuve que decidir. No me pregunte por qué.
—Después del desembarco se comunicó con su colega chileno, ¿por qué?
—Le pedí que si llegaba a haber un conflicto por Malvinas no mandara medios ofensivos aéreos al sur porque íbamos a tener problemas y los iba a atacar con todo lo que tenía ahí. Lo hizo, se portó bastante bien, no así la Armada y Pinochet, que jugaron para Inglaterra. Para colmo, Galtieri dijo en un discurso: “Que saquen el ejemplo de lo que estamos haciendo ahora porque después les toca a ellos”.
—¿Después iban a atacar a Chile?
—Exacto.
—¿Cuál de las tres fuerzas estaba mejor preparada?
—Ninguna. Lo único que tenía la Marina era Exocet, pero eran muy pocos. El Ejército nunca estuvo preparado para Malvinas y la Fuerza Aérea tampoco.
—Entonces, ¿por qué planearon un enfrentamiento con Inglaterra?
—Porque casi llegamos a un acuerdo diplomático antes del enfrentamiento con la propuesta de (el presidente del Perú, Fernando) Belaúnde Terry. Pero ese día hundieron el Belgrano y tiró todo abajo.
—Después de eso, ¿la Armada hizo retornar toda la flota al continente?
—La Armada no estuvo ni veinticuatro horas en la zona de combate. A Anaya lo puteé de arriba abajo, fue el enfrentamiento más grande que tuve con él. No les interesaba participar porque les tenían miedo a los submarinos atómicos. Le dije: “Siempre supieron que estaban los submarinos nucleares ahí, qué me venís ahora con ese problema”. Nunca más volv ieron a la zona de combate. La flota de mar se fue a Puerto Belgrano y se quedó ahí. Si al crucero General Belgrano lo hubieran puesto en Puerto Argentino y lo hubieran dejado asentado en el fondo marino no se hubiera acercado ninguna de las fragatas inglesas, ya que sus cañones tenían mucho más alcance que los misiles en tierra.
—¿Dejaron solos al Ejército y a la Fuerza Aérea?
—Sí, el Ejército estaba jugado a pleno y lo dejaron ahí.—
¿Cómo se puede encarar una guerra en forma tan improvisada?
—Anaya me dijo: “Tengo bombas que están adaptadas para lanzarlas sobre las fragatas”. Se las solicitamos y jamás nos las dio. Para tirar el Exocet tuvimos que presionarlos al máximo.
—¿Para qué plantear una guerra así?
—No lo sé. Creo que pensaron que era un ejercicio de la Escuela Superior de Guerra.
—¿Hasta cuándo pensaba?
—Hasta la última bomba. Pero si los otros dos no continuaban, no.
—¿Qué sintió cuando se enteró de que el general Mario Benjamín Menéndez había firmado la rendición?
—Una frustración tremenda. Fue una inmensa tristeza ver a mis pilotos desaparecer en un esfuerzo que no dio los resultados que queríamos.
—¿Qué sintió cuando la Justicia lo condenó por su participación en Malvinas?
—Un desengaño tremendo. Me acordé del general Mitre, a quien enjuiciaron y condenaron a muerte por la guerra de la Triple Alianza. Son cosas totalmente diferentes, pero dije: “Bueno, me tocó”. El terrorismo de Estado.
—¿Qué pensaba durante el juicio a las Juntas?
—Que podía salir con muy poca condena, porque cuando me hice cargo del Comando en Jefe de la Fuerza Aérea ya no había lucha contra la subversión, ya había terminado. Una de las primeras medidas que tomé como jefe de Operaciones fue dejar sin efecto el sistema de la lucha antisubversiva fuera de las instalaciones, me dediqué a defender exclusivamente las unidades. Si llegaba a salir uno que dijera “el brigadier Lami Dozo estaba presente una noche que me estaban torturando en tal lugar”, en Mansión Seré (N. de R.: centro clandestino de detención que funcionó en Castelar y dependía de la Fuerza Aérea), ¿qué le iba a decir? Yo no sabía que existía la Mansión Seré, porque eso nació como un anexo al Casino de Oficiales, porque no daba abasto. Para mí, era un anexo del Casino de Oficiales. Después surgió todo ese tema.
—¿Qué pensó cuando leían el fallo?
—Que la mano venía pesada. Pero me habían avisado que el brigadier Rubens Graffigna y yo estábamos absueltos. Y dije: si él está absuelto, yo con más razón, porque vine después. El juicio que más me preocupaba era el de las Juntas, porque podía venir una condena a cadena perpetua, pero hicieron una separación.
Hernán Dobry
Fuente: Archivo: http://www.perfil.com/elobservador/

jueves, 16 de marzo de 2017


El cinismo de los organismos de DDHH en Malvinas



Malvinas y los derechos humanos selectivos y cambiantes.


Escribe Alejo Uribe.



Es indignate y más que sorprendente, que organismos de DDHH y el mismísimo premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, continúen apropiandose de hechos históricos con la clara intención de ” llevar agua para su molino “.


Todavía retumban en mis oidos, cundo la siniestra y emblematica “Madre de Plaza de Mayo” Hebe de Bonafini, en una de sus constantes defecaciones verbales, vociferaba: “Eran todos unos fachos y no deberia haber vuelto ninguno ( vivo )”.


Les recuerdo a los defensores “algunos derechos humanos” y a  las venerables ancianas, que los soldados, oficiales y sub oficiales caídos en las Islas Malvinas, murieron defendiendo su bandera, luchando contra una potencia extranjera y por la soberanía nacional, no para apropiarse a través del uso de la violencia de un gobierno democratico y elegido por el pueblo, tal como era la pretensión de esos grupos subversivos -justificados a ultranza y en forma permanente, por muchos de estas organizaciones- que asolaron nuestra patria y que tal vez, los mismos heroes que cayeron en la guerra de Malvinas, los hayan combatido con fiereza para que no lograran su perverso objetivo.

Familiares de caídos en Malvinas criticaron duramente a la Comisión Provincial por la Memoria



Familiares de los soldados argentinos caídos en Malvinas señalaron este martes su “profundo dolor ante la inexplicable actitud de los integrantes de la Comisión de la Memoria de la Provincia de Buenos Aires”, que viajaron para apoyar las tareas de identificación de los 123 cuerpos que descansan como NN en el cementerio de Darwin.
Mediante un comunicado, la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur cuestionaron a los integrantes de la Comisión de la Memoria de la Provincia de Buenos Aires que, “encabezados por Adolfo Pérez Esquivel, viajaron a las Islas Malvinas para mancillar la memoria de nuestros seres queridos sepultados en el Cementerio de Darwin”.
“En primer lugar, queremos repudiar la actitud de sus integrantes, cuando se refirieron a nuestros hijos, esposos, padres, hermanos como a “N.N.”, agregaron las familias.
La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) llegó el sábado a Malvinas con un mensaje de “diálogo, paz y fraternidad”, para reafirmar la soberanía argentina sobre las islas y, reiterar el apoyo a las tareas de identificación de los 123 cuerpos que descansan como NN en el cementerio de Darwin, que se iniciarán este año con la intervención del comité internacional de la Cruz Roja.
Al respecto, desde la Comisión de Familiares sostuvieron que sus seres queridos fueron declarados como “Héroes Nacionales” mediante la Ley 24.950 del año 1998, nombrando a los 649 por orden alfabético.
“En el Cementerio de Darwin no hay “N.N.”, hay soldados reconocidos por el Estado Nacional y por el conjunto del pueblo argentino. Hasta los propios británicos los han tratado mejor, poniendo en sus tumbas la respetuosa inscripción de “Soldado argentino sólo conocido por Dios”, explicaron.
En este sentido agregaron que “el proceso que se ha abierto con la eventual realización de pericias forenses requiere de una enorme discreción, para resguardar a cada una de las familias de los soldados que yacen en el Cementerio de Darwin en tumbas sin localizar, evitando la reapertura de sus heridas espirituales”.
Por lo que rechazaron “enérgicamente las declaraciones irresponsables de personas que nada tienen que ver con nuestro dolor, y que pretenden influir en decisiones que sólo nos corresponde adoptar a los familiares de esos soldados”.
“No podemos permitir que el odio y el resentimiento, producto de las luchas fratricidas que asolaron a nuestra comunidad, se ensañen con la honra a nuestros seres queridos, que entregaron sus vidas por una causa justa, avalada por la inmensa mayoría del pueblo argentino”, subrayaron.
El comunicado también explica que “no podemos entender la persistencia de una campaña de desmalvinización, que trata de convertir a nuestros seres queridos en “víctimas de la dictadura militar”, cuando murieron peleando contra las fuerzas británicas.”
Por último apuntaron contra la CPM al indicar que son “una delegación integrada por personas que jamás se acercaron en 35 años a las familias que perdieron un ser querido en Malvinas y en el Atlántico Sur y sin siquiera invitar a una madre de un Héroe Nacional, pretende sustituir nuestra voz plagada de gestos amorosos a nuestros seres queridos”.

domingo, 5 de marzo de 2017



Comenzó la identificación de restos de los soldados

 caídos en Malvinas

La misión busca saldar una deuda con los familiares de los que yacen en el cementerio bajo
 la leyenda "Soldado argentino sólo conocido por Dios

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación informó ayer que comenzó a trabajar para llevar a cabo el procedimiento de identificación de los restos de los soldados argentinos no identificados enterrados en el cementerio de Darwin, en las Islas Malvinas , tras la guerra de 1982.
La iniciativa cuenta con la participación de la Cruz Roja Internacional y se basa en el acuerdo celebrado entre la Argentina y el Reino Unido . Según un comunicado, se estima que esta tarea se desarrollará hasta diciembre.
Esta propuesta busca saldar una deuda histórica para con los familiares de los héroes caídos que yacen en el cementerio de Darwin bajo la leyenda "Soldado argentino sólo conocido por Dios", indicó la Secretaría según publicó la agencia DyN.
La misión, que tiene un estricto carácter humanitario y confidencial, no afecta de ningún modo el reclamo por los derechos soberanos argentinos sobre las Islas Malvinas dado que se trata de un procedimiento opcional, que se abordará caso por caso. Por eso, los familiares de soldados enterrados en Malvinas deberán dar su consentimiento y aportar su correspondiente muestra de ADN.
"Toda la tarea se hará con el debido respeto y los cuidados necesarios que tendrá un equipo especializado en la materia", resaltó el comunicado.
Los resultados de cada identificación serán solamente comunicados a las familias interesadas, una vez que la Cruz Roja Internacional los remita en un informe general consolidado.
Los voceros subrayaron que "los restos no serán trasladados al continente tras su identificación. Esto no forma parte de la iniciativa". Y añadieron que "si alguna familia quisiera trasladarlos en el futuro, el gobierno nacional se compromete a respetar su voluntad en tan delicada cuestión".
Toda la información recogida de los familiares al igual que la atinente a los soldados argentinos caídos y los resultados de las pruebas de ADN no serán divulgados públicamente.
Las familias que requieran más información pueden comunicarse de lunes a viernes, de 8 a 20, al (011) 1533992376 y al (011) 1533992300.



Reconocen como veterano de Malvinas a soldado movilizado


La Cámara Federal ordenó al Estado reconocer a un recluta, que no estuvo en las Islas durante la guerra, pero 'tuvo una colaboración directa, activa y determinante'.


POLÉMICA: Reconocen como veterano de Malvinas a soldado movilizado
La Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba ordenó al Estado Nacional "reconocer como veterano de Malvinas a soldado que no estuvo en el teatro de operaciones pero tuvo una colaboración directa, activa y determinante con los combatientes asignados en el operativo bélico".

La esposa de Fussero, Adriana, dijo a Cadena 3 que el reclamo judicial se inició en el año 2012, y ahora espera empezar a cobrar la pensón.

De esta forma, la Sala A (integrada por Eduardo Ávalos, Ignacio Vélez Funes y Graciela Montesi) confirma la sentencia del 20 de noviembre de 2015, dictada por la Justicia Federal de Río Cuarto.

En esa oportunidad, el juez dispuso "acoger la demanda presentada por Duilio Nelson Fussero en contra del Estado Nacional Argentino-Ministerio de Defensa, ordenando que liquide y abone al compareciente los beneficios otorgados por leyes 23.109, 23.849 y sus modificatorias, con las retroactividades de cinco años anteriores al reclamo administrativo previo".

Durante el conflicto bélico del año 1982, Fussero "fue convocado y movilizado a fin de proteger al país del ataque enemigo", por lo que se solicitó que se le liquide y abone la pensión de guerra con su correspondiente retroactivo, más los intereses respectivos. 

Antes de comenzar la gesta de Malvinas, el soldado fue destinado al Regimiento de Caballería R.C. Tanques 9 con asiento en Campo de Mayo, provincia de Buenos Aires y una vez completado el personal de tropa fue transferido a la ciudad de Puerto Deseado, Santa Cruz, desarrollando actividades de instrucción y preparación para el combate.

Se afirma también que "estaba la posibilidad que las acciones bélicas se trasladaran al continente contra bases y/o asentamientos militares ubicadas entre Puerto Belgrano y Usuahia (Madryn, Rawson, Comodoro Rivadavia, Puerto Deseado, Río Gallegos, etc.), estando no sólo frente al peligro potencial de invasión, sino la real posibilidad de ingreso a la contienda por parte de los chilenos, lo que habría significado la entrada en combate del personal movilizado a la zona de despliegue continental del país”.